Hoy os ofrecemos 10 consejos para ahorrar calefacción este invierno porque ha llegado el frío y todos estamos temblando con el recibo de la luz/gas. Este año manténlo controlado con estos 10 consejos útiles, económicos y muy sencillos:

1. Comprobar que no existen fugas de energía en ventanas y puertas exteriores.  Se debe revisar el filtrado de aire del exterior para asegurarnos de que nuestra casa está bien aislada. ¿Recordáis el ensayo Blower Door del que hablábamos hace unos días?

En el caso de las filtraciones que debemos dejar abiertas por seguridad (salidas de humos y rejillas de ventilación) lo mejor es dejar cerradas las puertas de esas habitaciones cuando no las estemos usando. Según el IDAE, esa simple medida puede reducir hasta en un 30% nuestro gasto.

2. Ventila la vivienda el tiempo adecuado. Es fundamental ventilar bien la casa para evitar la acumulación de gases y humedades, tanto en invierno como en verano. No hacen falta más de 10 minutos para renovar el aire de una habitación. Si solo utilizamos el tiempo necesario no enfriaremos ni paredes ni suelo y así evitaremos un consumo innecesario.

3. Manten las persianas y las cortinas abiertas durante el día y bajarlas y cerrarlas durante la noche. Es importante aprovechar al máximo las horas de sol dejando entrar los rayos a través del cristal de la ventana durante el día, por aquello de que la luz es calor.

4. Aisla tu casa para convertirla en un hogar donde nunca tendrás mucho frío ni calor. No todas las viviendas están correctamente aisladas y, muchas veces, la única solución para rebajar el gasto en calefacción es revisar el aislamiento y realizar una pequeña inversión.

5. Coloca alfombras en el suelo. Además, los aislantes detrás de los zócalos son una buena manera de evitar fugas y mantener una sensación térmica ideal.

6. Purgar los radiadores al menos una vez al año. El aire (dentro del radiador) no calienta. Los radiadores de agua funcionan calentando el líquido en la caldera, que a su vez calienta el metal.

7. No utilizar los radiadores para secar la ropa. La mejor forma de secar la ropa es dejarla al aire. Se consumirá muchísima más energía que, en realidad, se despilfarra. Piensa en comprar una secadora si los utilizas habitualmente.

8. Utiliza un termostato. Un sistema que encienda y apague la calefacción de forma automática teniendo en cuenta que la temperatura de la casa es necesario.

9. No subas la calefacción demasiado. Desde el IDAE se afirma que la temperatura con la que estamos más a gusto en nuestra vida diaria oscila entre los 19 y los 21 grados centígrados. Para dormir, la temperatura recomendada va de los 15 a los 17 grados. Además, las temperaturas superiores a los 23 grados resecan el aire y provocan sensación de incomodidad. Cada grado de más supone un 7% de gasto en combustible, así que hacer cuentas.

10. La caldera debe estar en perfecto estado. Realizar un mantenimiento mínimo y limpieza es necesario, al menos, una vez al año.

Recuerda que puedes contactar con nosotros en el teléfono 91 827 26 27, enviarnos un mail ainfo@reintecrehabilitacion.es o déjanos tus datos en nuestro formulario y acudiremos a tu vivienda (sin compromiso alguno) lo antes posible para realizar una inspección gratuita y poder configurarte un presupuesto.

Imagen aquí

¡Comparte! Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

Post relacionados

Deja un comentario