La rehabilitación de un inmueble mediante el aislamiento térmico es la fórmula de ahorro de energía de menor coste y máximo beneficio para el usuario, teniendo además una gran repercusión en la sociedad en términos económicos y medioambientales.

Aislamiento-Termico-Reintec

Incorporar aislamiento térmico contribuye a:

Reducir la factura energética del usuario y del país: al incorporar aislamiento térmico en el edificio se reducen las pérdidas de calor o frío (invierno/verano) dentro de la vivienda; por tanto, la energía necesaria para calentar o enfriar las habitaciones será menor, haciendo que ahorremos dinero en nuestra factura energética y, a nivel global, que se reduzca el consumo del país.

Mejorar el confort y el bienestar para el usuario: el confort expresa una sensación respecto al ambiente. Una vivienda aislada térmicamente contribuye al bienestar del usuario ayudando a mantener una temperatura de confort dentro de la vivienda, tanto en invierno como en verano.

Disminuir las emisiones de gases con efecto invernadero (principalmente CO2). Una casa bien aislada térmicamente contribuye a reducir el consumo de energía y, por tanto, la emisión de gases con efecto invernadero.

(Texto extraido de publicación del IDAE)

¡Comparte! Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Email this to someone

Post relacionados

Deja un comentario